lunes, 3 de junio de 2013

15 DE JUNIO: DÍA MUNDIAL CONTRAL EL ABUSO Y EL MALTRATO EN LA VEJEZ



EDITORIAL MCMILLAN



"Mi abuelo se está haciendo mayor...
Pero él es así, y por eso le quiero".

Os dejo el enlace de nuestro otro blog sobre este cuento: Los Libros de Mi Vida

EDITORIAL CUENTO DE LUZ



Mi abuelo Pedro está un poco despistado: mete el pollo en la lavadora, confunde toallas con servilletas, guantes con calcetines, ¡y hasta se olvida muchas veces de mi nombre! Para evitar que el mal vaya a mayores ha venido a vivir a nuestra casa. Me alegra que esté con nosotros, aunque ya me he metido en más de un lío por intentar ayudarle. Pero haría lo que fuera para que mi abuelo no olvidase las cosas. Lo que fuera.
Y vosotros, ¿qué haríais por aquellos que queréis? La pérdida de memoria afecta a un gran número de ancianos. El cariño y la comprensión son la mejor manera de sobrellevar esta dolencia. ¿Qué mejor apoyo que la ayuda de un nieto travieso? En Los despistes del abuelo Pedro la enfermedad es enfocada desde el sentido del humor pues, ante los obstáculos, la mejor compañía es siempre una sonrisa.

EDITORIAL KALANDRAKA


Mi abuelo Carmelo tenía un jardín. Cuando yo era pequeño, pasaba allí las tardes, plácidamente. Al caer el sol, mi abuelo solía contarme historias de tierras lejanas. Allí donde viajaban las golondrinas al terminar el verano. –Las golondrinas viajan tanto que han aprendido el lenguaje de las nubes –decía el abuelo. La figura del abuelo -cofre de historias remotas, guardián de la memoria- suele dejar una huella indeleble. Dani Torrent le rinde un homenaje literario y artístico a uno de sus referentes vitales, con el eco sentimental de los veranos de antaño y las golondrinas, portadoras de lluvia y noticias.


EDITORIAL PROTEUS
EDITORIAL ANAYA
El abuelo Simón es el mejor abuelo del mundo para la narradora de este cuento, su nieta. Ella sabe que su abuelo olvida los números, los colores, e incluso el día en el que vive. Sin embargo, recuerda los tipos de mariposas que existen o cómo iba vestida su mujer el día que la conoció. Además, sabe si su nieta está triste o necesita estar sola, pues tiene todo el tiempo del mundo para estar con ella.
EDITORIAL LÓGUEZ
Siempre era el más fuerte, subía a los árboles más altos y saltaba a los lagos más profundos, sin darse cuenta de los peligros a los que se exponía… ¿Cómo era posible? ¿Por qué salía airoso de las situaciones más problemáticas? El abuelo tenía la suerte de que alguien cuidaba de él: ¡El ángel del abuelo!

3 comentarios:

  1. Historias tiernas para recordar a los abuelos, personas importantisimas en nuestra vida. Una sonrisa para aquellos q dieron, dan o darian todo por su familia.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar