miércoles, 7 de diciembre de 2016

UN ALUMNO CON T.E.A. EN INFANTIL. RESPUESTA EDUCATIVA

El alumno que presenta TEA muestra unas peculiaridades que le hacen especial y diferente. Es necesario asumir que son sus características personales y que no van a cambiar. Debemos aceptarlas e intentar hacerle la vida escolar lo más cómoda posible. A menudo son  alumnos con un alto potencial de aprendizaje y así lo suele demostrar su interés en el aula por las tareas que se realizan. Captan las instrucciones y las van realizando. 
Sus dificultades surgen en momentos en los que se producen cambios en las actividades con las que el niño no está contando. Debemos entender que por sus características viven el periodo escolar con ansiedad al no saber qué es lo que viene después. 

En primer lugar debemos tener claro lo siguiente: es necesario recordar que el objetivo del dictamen es que el niño sea reconocido como ACNEE y por lo tanto se velen por sus derechos como alumno prioritario para utilizar los recursos de atención a la diversidad del centro. Es decir, lo que menos nos importa es la etiqueta.

Debemos explicar a la familia que nosotros trabajamos con necesidades escolares no con etiquetas. Trabajamos con las dificultades que observamos en el niño: problemas en la lectoescritura, en el lenguaje oral, a nivel social, motricidad…

DIFICULTADES Y NECESIDADES DE ESTOS ALUMNOS.-
Como todos sabemos estos niños tienen tiempos de atención muy cortos que son necesarios reconducir y competencias diferentes.            
v    Presentan dificultades de autonomía personal que se reflejan especialmente a la hora de realizar las tareas académicas. Para ello son útiles estrategias metodológicas del tipo de tareas autoexplicativas (secuencia de pasos necesarios).
v  Es importante establecer en el aula una sistema visual para que el niño pueda anticipar aspectos como cuándo le toca ser el responsable del aula.
v    Suelen presentar una motivación muy baja hacia cualquier tarea de tipo escolar. Se cansan, necesitan ayuda, se distraen… Se les debe ofrecer un ambiente suficientemente predecible, motivante y estimulante. Hay que partir de las motivaciones y gustos que cada niño por sí mismo posee y, poco a poco, ir aumentando el abanico de estímulos y posibilidades.
v     Es importante partir de pautas de aprendizaje basadas en el modelo de aprendizaje sin error, más que en el modelo de aprendizaje por ensayo-error.
v   Son niños que necesitan mejorar sus habilidades sociales y aprender a diferenciar sus propias emociones y las de los demás.
v     Por otro lado, no suelen tener adquirida la conciencia fonológica ni habilidades metafonológicas. Necesitan motivación hacia la lectoescritura, con materiales móviles que puedan asociar, construir. Que vean el éxito y les motive.
v     Todo lo que se trabaje con estos alumnos debe ir especificado en su PTI. 

ORGANIZACIÓN DE LA JORNADA ESCOLAR.-


Debemos estructurar las sesiones, organizando una rutina sencilla que se repita invariablemente para favorecer que el niño pueda anticipar las actividades y ayudarlo a no tener que preocuparse por cómo va a ser el día o con quién va a estar.


ü                 Hacer la agenda:
Es la primera actividad que realizaremos en el aula. A través de la agenda colocaremos las claves (fotos o pictos) que le van a indicar qué vamos a hacer cada día y en qué orden. Recurriremos a ella al comienzo de la sesión para indicar al alumno todo lo que vamos a hacer hoy y cada vez que vayamos a iniciar una nueva actividad, retirando la tarjeta de la actividad anterior  y mostrando la foto de la actividad siguiente, moldeando en el niño el gesto de señalar y tocando con su índice sobre la foto. La rutina ayuda a un niño a asociar un día con una actividad, a diferenciarlo de los demás y a tener una idea global de la semana.
Para la clase se pueden utilizar materiales como: la lista de los alumnos con fotos, la fecha con símbolos, el clima con pictogramas, el menú del día con fotos, las actividades especiales… También son útiles los marcadores en el mobiliario (mesas, sillas, percheros y material de trabajo, con diferentes colores para cada niño); los indicadores generales en cartulinas de colores con símbolos diferentes para dividir los tiempos de tarea (trabajar juntos, trabajo individual, patio, comida, siesta, lavar los dientes, psicomotricidad, rincones,…).
ü                 Asamblea:
            En la asamblea se puede sentar como el resto de los niñ@s y se puede aprovechar la “libreta viajera” para pedir información a los padres sobre temas a tratar en la misma.
ü                 Juegos:
A partir del juego se pueden trabajar las habilidades sociales. Las actividades sociales en las que el movimiento físico es el soporte de la interacción (psicomotricidad, visionado de películas, canciones con movimientos, juegos repetitivos con retahílas…) son las más adecuadas. Los tipos de juegos que se pueden desarrollar son:
Ø                 Motóricos: con estos juegos se trabaja la petición, la toma de turnos y el respeto de las reglas. Ej: el tren, el caballito, el corro de la patata…
Ø                 Interactivos y circulares: son juegos repetitivos que ayudan a establecer las bases de la comunicación. Primero se trabaja con el contacto visual y la atención para pasar posteriormente a aumentar las competencias de exigencia por parte de la maestra. Se exige un signo y luego una palabra.
Ø                 Juegos funcionales: antesala del juego simbólico. Ej: que juegue con coches-garaje, muñecas, comida… Los rincones son espacios muy apreciables para potenciar oportunidades de juego simbólico con otros niños siempre que se realicen en presencia de un adulto y de forma muy dirigida.
La situación de juego debe terminar siempre de la misma forma. Esto les ayuda a anticipar que la situación de juego ha terminado y que comienza la actividad siguiente.
ü                 Trabajo en la mesa:
Para que el alumno se vaya acostumbrando a trabajar en la mesa se deben proponer actividades cortas que vayan aumentando progresivamente según mejora su capacidad de atención.  Deben ser:
-          Actividades claras y sencillas donde se utilice una sola clave.
-          Funcionales, en la medida de lo posible.
-          Gratificantes para que puedan servir como refuerzo.
-          Contar con un principio y un final claro y delimitado por la propia actividad.

Las actividades se deben organizar en agendas de trabajo, utilizando claves visuales. Establecemos una secuencia de tres actividades; empezamos por una actividad que le guste, le motive y sea adecuada a su nivel de dificultad, con la intención de crear una disposición positiva hacia el trabajo. La segunda actividad se enmarca dentro de la zona de desarrollo próximo con un nivel de mayor dificultad. La tercera y última es una actividad gratificante y que se utiliza como refuerzo en sí misma.

Las instrucciones y señales deben darse sólo después de asegurar la atención del niño y ser claras, generalmente simples, consistentes y adecuadas a las tareas.
ü                 Relaciones sociales.-
            - Deben programarse situaciones en el aula ordinaria que posibiliten de forma lúdica y muy motivante la promoción de la imitación en complejidad creciente. Se pueden crear situaciones de imitación y contraimitación (exagerando los gestos expresivos) para trabajar aspectos como las emociones. Los juegos físicos de turnos, carreras, juegos de pase de objetos, canciones con movimientos… son actividades que promueven la activación y desarrollo de estas capacidades.
            - Cuando se programen actividades se debe tener en presente que es casi seguro, que llegue a ser los puntos fuertes en su adaptación personal.
            - Aprovechar las situaciones cotidianas utilizando actividades que incluyan objetos de referencia conjunta con la intención de compartir una experiencia. Se pueden poner nombre a las emociones vividas en las experiencias compartidas y compartir emociones de forma explícita en situaciones libre.

POSIBLES MATERIALES PARA TRABAJAR CON ESTOS ALUMNOS.-

En papel.-

JARQUE GARCÍA, J. “ Colección estimular y aprender. Estimular la atención. Nivel 1”. Editado por Gesfomedia.

La estimulación precoz de la atención, contribuirá positivamente al desarrollo intelectual del niño y a su futura capacidad de aprendizaje. 

Este Primer Nivel estimula la atención a través de actividades atractivas para los niños. Está dirigido a padres, educadores y otros profesionales, a los que les resultará útil como material para trabajar con todos los alumnos o para estimular individualmente a los que presentan dificultades. 

El libro contiene una guía didáctica y un registro que resultará muy práctico para seguir los progresos del niño. 

Se estimula y desarrolla 
- La atención: selectiva y serial. 
- Otros aspectos que se estimulan: discriminación visual, percepción de diferencias, la psicomotricidad fina, estrategias de planificación y organización de la tarea, comprensión y seguimiento de instrucciones, memoria de trabajo y flexibilidad mental. 

Nivel: desde los 2 años.

Contenido
- 50 fichas. 
- Unir dibujos iguales 
- Señalar el dibujo igual que el primero. 
- Identificar parejas de dibujos iguales. 
- Discriminar los dibujos iguales a un modelo. 
- Identificar el dibujo diferente. 

ISBN: 9788498960129

VIDAL, M. “Crecer y aprender. Habilidades sociales y emocionales”. ICCE.

Este cuaderno de Habilidades sociales y emocionales destinado a niños y niñas de 5 años está dedicado a activar las habilidades relacionados con el desarrollo moral, y especialmente la llamada conducta moral altruista. Esta conducta se basa principalmente en la empatía, la capacidad de ponerse en el lugar del otro. 

El presente cuaderno estimula la capacidad inherente al ser humano de presta ayuda cuando sea necesario sin ningún otro entres que el de la ayuda en sí misma, sin esperar nada a cambio. 

Crecer y aprender. Programa de educación temprana recoge tres bloques de contenidos que sirven tanto para Educación Infantil como para tratamientos de estimulación temprana: Capacidad cognitiva, estrategias de aprendizaje y habilidades sociales y emocionales. Cada bloque presenta a su vez, tres cuadernos destinados a niños de 3,4 y 5 años, por lo que la colección completa son nueve cuadernos en total. 

La serie se basa en los conocimientos teóricos de la psicología evolutiva, neuroevolutiva y cognitiva, así como las propuestas didácticas y metodológicas diseñadas en diferentes estudios de investigación sobre detección de alteraciones de desarrollo en edades tempranas. La intención es aportar fichas de trabajo que ayuden a facilitar la tarea de aprendizaje de los más pequeños, un aprendizaje que los niños deben experimentar como algo divertido. Las actuaciones y actividades que componen este programa pueden llevarse a la practica, además, con el apoyo familiar. 

ISBN: 9788472783119

En soporte digital.-

Aprende con Zapo. Propuestas didácticas para el aprendizaje de habilidades emocionales y sociales. WOLTERS KLUWER.

Aprende con Zapo es una colección de propuestas y materiales didácticos para el aprendizaje de habilidades emocionales y sociales que incluye numerosas actividades y juegos que se presentan tanto en soporte papel como en soporte informático.

Pretende constituirse en un recurso muy útil para la enseñanza de habilidades emocionales y sociales para todos aquellos niños que se encuentran en edad de adquirir dichas capacidades, como los niños de Educación Infantil, pero sobre todo para todos aquellos que tengan necesidad específica de apoyo educativo, como las personas con trastornos del espectro autista, con síndrome de Down, con discapacidad psíquica, con síndrome X Frágil, con discapacidad visual y auditiva, alumnos afectados por el TDAH (Déficit de Atención e Hiperactividad), etc.

El producto incluye dos volúmenes en papel y un CD

Páginas y enlaces web con materiales.-

Ayudando a mi hijo a comprender el mundo 

El sonido de la hierba al crecer

Blog de Eugenia Romero

Blog Autismo

Otros enlaces interesantes: 










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada