viernes, 19 de abril de 2013

ALTERACIONES DE LA ESCRITURA: PREVENCIÓN Y REEDUCACIÓN


Esta práctica colección de Dylar Ediciones destaca por su práctico formato. Consta de tres libros dedicados a la reeducación de las dificultades en la escritura que incluyen fichas en color, orientaciones generales sobre cómo utilizarlas, así como un modelo de registro para el seguimiento de los errores cometidos en las actividades de las mismas por el alumno.
Cada libro consta de diez unidades en las que una ilustración motivadora sirve como argumento para el desarrollo de las actividades que se realizan a continuación y que trabajan aspectos como la percepción, coordinación visomotora, grafomotricidad, comprensión lectora, omisiones, sustituciones, inversiones...
La colección cuenta con tres libros:
v      Mi amiga Beli.
v      Belu y Lupo.
v      Paula y sus amigos.



Dylar también cuenta con una colección de 30 libros para trabajar la comprensión lectora, que están compuestos por un libro de lectura y un cuaderno correspondiente de actividades sobre el mismo.


     Además, en Dylar también podemos encontrar otros materiales de comprensión lectoral, tanto para primeros lectores como para infantil y secundaria, y que están también clasificados también por edades.


Por otro lado, dentro de la misma editorial podemos encontrarnos con una colección de materiales para la reeducación de la ortografía y las matemáticas.




MEJORAR LA ESCRITURA:

Cuando se trata de aprender a escribir palabras que siguen reglas ortográficas el método más adecuado es presentarle grupo de la palabras que se rigen por esa regla para que el propio alumno la deduzca. Las actividades tienen que ir encaminadas a situar al alumno el mayor número de veces frente a las palabras que potencialmente pueden generar error ortográfico, o lo que es lo mismo, debemos reforzar su memoria visual. Otras consideraciones a tener en cuenta:

-            Tareas de añadir o suprimir fonemas.
-             Inversión de segmentos.
-             Realizar crucigramas.
-             Una vez leídas las palabras, pedirle que memorice el mayor número posible. Procurar “verlas mentalmente” para reforzar su memoria ortográfica.
-             Pensar y escribir otras palabras que inicialmente no están en el repertorio con el objetivo de generalizar el aprendizaje.
-             Determinar qué regla, reglas o palabras se van a trabajar.
-             Formar oralmente frases con esas palabras.
-             Dictar las palabras y frases que las contengan.
-             Escribir algunas frases inventadas por los alumnos en las que se incluyan dichas palabras.
-             Buscar en un texto palabras que cumplen una determinada regla.
-             Realizar listados cacográficos: puede ser útil copiar en un cuaderno los errores ortográficos que vaya cometiendo al escribir. A partir de ahí se efectuarán actividades tales como: memorización y dictado de palabras y frases; clasificaciones de palabras; formación de familias léxicas... Sería positivo elaborar tarjetas con palabras con alguna dificultad ortográfica en las que cometa Ainhoa errores frecuentemente. La distribución de la ficha puede ser la siguiente: palabra bien escrita en la parte delantera; palabra incompleta en la parte posterior (para que el alumno la complete con la, o , las letras donde tenga dificultades ortográficas). Se puede incluir un dibujo relacionado para favorecer la memorización ortográfica.

En cuanto a la disgrafía, es posible reforzarla realizando actividades de: capacidad visomotora, grafomotricidad, organización espacial, memoria visual, nociones de dirección, forma, tamaño, distancias; lateralidad mano, ojo, pie y ojo... Tal y como se recogen en esta colección.


 


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada