miércoles, 3 de abril de 2013

CUENTO PARA PRACTICAR PRAXIAS BUCOFONATORIAS EN EL AULA O EN CASA


 
“Habia una vez, una señora que se llamaba “Señora Lengua” y tenía muchas amigas, pero cada una vivía en un pueblo distinto y no se veían mucho. Un día, al levantarse, se sentía un poco sola y pensó:

-Voy a llamar a mis amigas para que vengan a visitarme.

-Pero,….. tengo la casa muy sucia, tendré que limpiarla antes de invitarlas.

Entonces la señora lengua se puso a limpiar su casa. Primero comenzo limpiando la cocina, que estaba al fondo (metemos la lengua para dentro acariciando suavemente el paladar blando), después limpió el cuarto de baño, empezando por el suelo y terminando por el techo (limpiamos los dientes de abajo y arriba de un lateral por fuera), continuó limpiando la habitación, también empezando por el suelo y terminando por el techo (lo mismo que antes pero por el otro lateral), por último limpió el salón, tanto el suelo como el techo (pasamos la lengua por abajo y por el paladar).

Una vez terminado, se fue a la puerta de la calle y barrió desde la acera (pasamos la lengua por el labio inferior), hasta un poco de la carretera (tocamos la barbilla con la lengua). Para terminar, quiso limpiar un poco el tejado, pero como no llegaba, limpio la pared (intentamos tocar la nariz).

Cuando hubo terminado, llamó a todas sus amigas y salió a saludarlas (lengua fuera moviéndola de un lado para el otro).

Y colorín colorado este cuento se ha acabado”

 


   
 
 


 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada